aspectos-mantenimiento-piscinas

¿Qué aspectos tener en cuenta para el mantenimiento de tu piscina?

El mantenimiento de piscinas es algo por lo que debes preocuparte con frecuencia. Es necesario no solo para cuidar de tu salud y la de tu familia, sino para que la belleza de la piscina destaque siempre y no se deteriore.

Aspectos clave para el mantenimiento

Existen algunos pasos insoslayables que debes hacer semanalmente. Otras tareas puedes hacerlas más ocasionalmente. Mantener el agua limpia es una garantía de que la diversión que te proporciona tu piscina sea la mejor.

Limpieza del agua

Usar el recogedor de hojas para retirarlas de la superficie o el fondo es algo que deberás hacer cuando sea necesario. Como es evidente, dependerá de la época del año. Cuando caen las hojas, como en otoño, tendrá que hacerse con más frecuencia.

En cuanto a la desinfección hay varias tareas que debes efectuar semanalmente. El control de algas y otros microorganismos es imprescindible para mantener el agua en condiciones higiénicas y para que no se ponga verdosa. Debes colocar cloro de rápida disolución, sal y alguicidas semanalmente. Con el primero se calcula la cantidad, siguiendo las instrucciones del fabricante, para que alcance niveles de 1 a 1,5 mg/l. En este cálculo deberás conocer el volumen de agua que hay en tu piscina.

La sal se usa en una proporción de 3 a 5 kilos por metro cúbico, usando el clorador salino y ajustando luego el pH, que deberá estar alrededor de 7,4. Los alguicidas evitarán que el agua se enturbie y se ponga verdosa. Deberás usarlos según las indicaciones del fabricante y esparcirlos en la periferia de la piscina, junto con un producto floculante.

Los equipos para determinar el pH pueden ser manuales o digitales. Usarás entonces tiras con una escala de color o un medidor electrónico. Puedes añadir sustancias granuladas o líquidas para corregirlo, sea elevarlo o disminuirlo. Un pH muy alto causa irritación en los ojos y entorpece la acción del floculante y las sustancias desinfectantes. Un pH muy bajo tiene efectos parecidos, pero además, corroe las partes metálicas. Recuerda que debes limpiar el prefiltro y el filtro semanalmente y revisa también la bomba y las válvulas.

Mantenimiento de las paredes y suelos

Esta tarea puedes hacerla con menos frecuencia, pero es imprescindible después del invierno. Deberás vaciar la piscina y usar un producto desincrustante adecuado para fregar con él todas las superficies y dejarlo actuar un rato. También puedes usar un limpiador de agua a chorro, pero no te lo recomendamos en caso de piscinas de gresite. No olvides insistir en los skimmers y el sumidero.

El mantenimiento de piscinas puede ser una tarea más fácil si, como te hemos dicho, lo haces de manera regular. No olvides que es tu salud lo que cuenta.

Sin comentarios

Añadir un comentario